Shabat Shalom

  A lo largo de la historia el Shabat, sábado judío, ha sido uno de los pilares centrales de la cultura judía.

Acuérdate del sábado, para consagrarlo. Exodo 20.8

     Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos. Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó porque en el reposó de toda la obra que había hecho en la creación” Génesis II 1-3.
     Es, así mismo, el cuarto mandamiento divino, un día de descanso con el propósito de crear una pausa en la semana de trabajo para que el hombre pueda distraer su atención de las demás actividades y concentrarse solo en los espirituales.
     Shabat significa descanso en hebreo. Este día fue destinado para el estudio y la instrucción religiosa con el objeto de elevar la mente y el corazón y satisfacer las necesidades individuales.
     La celebración del sábado judío comienza el viernes a la caída del sol y finaliza al anochecer del sábado. El observante de Shabat debe abstenerse de realizar todo trabajo para descansar moral y espiritualmente como parte del pacto entre el pueblo judío y Dios.

Una de las doctrinas más radicales e importantes del pueblo judío en su vida cultural es la observación del séptimo día o “Shabbat”, que significa “día de reposo“. Fue instituido por Dios para que el pueblo encontrara descanso a su trabajo, y a la vez, recobrase las fuerzas físicas, emocionales y espirituales y evocará a Dios en su adoración. Ese día era una fiesta familiar de adoración y también una imagen mesiánico.

¿Qué significaba el Shabat para nuestros antepasados?

Nos podemos preguntar: ¿Qué significaba el Shabat para nuestros antepasados para que lo elevaran a un nivel tan alto de santidad?¿Qué es lo que tenían en mente?

En primer lugar, -como ya hemos dicho- era un “signo de la alianza” tal como lo encontramos escrito: Y los hijos de Israel guardarán el Shabat para observar el Shabat durante sus generaciones, para pacto perpétuo. Es un signo entre Yo y los hijos de Israel…

¿Qué es un pacto, una alianza? y ¿cuál es la particular alianza que sienten los judíos haber hecho con Dios? Una alianza es un acuerdo, un contrato sagrado en el que ambas partes se comprometen a hacer algo la una por la otra. En la tradición judía la alianza entre Dios e Israel fue hecha originalmente por Abraham, y luego fue renovada una y otra vez -hasta el monte Sinaí, bajo Moisés; en Jerusalén, bajo el rey Josías, y después bajo Nehemías- por la cual Israel pasaba a poseer la Torá y la tierra de Israel, e Israel debería vivir los preceptos contenidos en la Torá.

La tercera idea que los judíos siempre han asociado al Shabbat fue la idea de “Creatividad.” Según la historia tradicional, Dios creó el mundo en seis días y descansó el séptimo para gozar de la obra maravillosa que había hecho. El Shabbat, por tanto, simboliza el clímax de la creación.

Pero en un sentido amplio, nuestros antepasados siempre creyeron que el mundo no fue completado en el principio. Había una labor que debía ser hecha por el hombre, con la ayuda de Dios, para transformarlo. De hecho, Dios mismo -dicen- “Renueva cada día la obra de la creación.” Cada vez que el sol sale, y un nuevo día empieza, la labor de perfeccionar el mundo vuelve; y cada semana, en Sábado, nos detenemos y miramos el progreso que hemos hecho.

JESÚS Y EL SÁBADO JUDÍO

Jesús se declaró dueño del sábado en Mateo 12:8, es por eso que nuestro descanso está en Él, y no en el día. La celebración sabática indicaba el plan de redención, y aunque no debemos perder de vista su esencia, no podemos aferrarnos como los judíos a una exigencia de esa ley, pues para ellos violar la ley del sábado es equivalente a romper toda la ley y condenarse. Según la Palabra, ninguna carne se justifica por la ley, pues si la ley salvara, vana hubiera sido la muerte expiatoria de Jesús en la Cruz del Calvario, ya que por la ley “ninguno se justifica para con Dios” Gálatas 3:11

Mientras Jesús vivió, se sujetó a la celebración del sábado, aunque se proclamó “Señor del día de reposo”, por lo que su autoridad estaba sobre la ley del Shabbat Mateo 12:8. ¿Fue Jesús legalista con el día de reposo? ¡NO! al contrario, toleró a sus discípulos hacer cosas que la ley condenaba con relación al Shabbat, eso es lo que registra Marcos 2:23: “Aconteció que al pasar por los sembrados un día de reposo sus discípulos, andando, comenzaron a arrancar espigar”. Esta acción rompía las leyes del descanso sabático que decía en Deuteronomio 5:14: “Mas el séptimo es reposo a Jehová tu Dios: ninguna obra harás tu, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni ningún animal tuyo, ni tu peregrino que está dentro de tus puertas: porque descanse tu siervo y tu sierva como tú”.Fue aquí cuando Jesús ratificó su supremacía sobre el sábado al afirmar: “El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del reposo. Por tanto, el Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo” (Marcos 2:27-28).

No podemos negar que los judíos en la época de Jesús, como muchos cristianos actualmente, se habían hecho esclavos del día, sin llevar en cuenta la necesidad de su prójimo. Jesús afronta el legalismo sabático cuestionando el hacer bien y salvar una vida (Marcos 3:4) y llegó hasta el extremo de sanar a un hombre que tenía la mano seca en una sinagoga un día sábado, lo que causó un gran escándalo y furor en los religiosos de su época (Lucas 6:6-11). Fue por esta causa que se le acusó de violar el sábado (Juan 9:16), razón por la cual Jesús condenó la hipocresía de los líderes religiosos, que no vivían acorde a la misericordia (Lucas 13:14-17, Mateo 23:13-36), sino apegados a una ley que como dice San Pablo “Es nuestro ayo para llevarnos a Cristo”(Gálatas 3:24).

¿Qué representa el Shabbat o día de reposo para los cristianos? La entrega absoluta a Jesús, y su proclamación como Señor. Él es nuestro reposo según nos lo indica el libro de los Hebreos 4:4-11: “Porque en un cierto lugar dijo así del séptimo día: Y reposó Dios de todas sus obras en el séptimo día.  

A %d blogueros les gusta esto: