La imagen de Cristo en los salmos.

El Salmo 22, el Salmo 23, y el Salmo 24. Estos tres Salmos presentan la siguiente imagen del Señor Jesús. En el Salmo 22, vimos al Buen Pastor, el Señor Jesucristo. Él hizo esa declaración: Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas ,en el evangelio según San Juan, capítulo 10, versículo 11. Ahora, en el Salmo 23, Él es el Gran Pastor. Se nos dice que Él es el Gran Pastor de las ovejas. Este título lo podemos leer en la bendición de la conclusión de la epístola a los Hebreos, capítulo 13, versículos 20 y 21, y dice así: Que el Dios de paz, que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno, os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén. Si en el Salmo 23 Él era el Gran Pastor, en el Salmo 24 vamos a ver que Él es el Príncipe de los Pastores. Como dijo el apóstol Pedro en su primera epístola, capítulo 5, versículo 4: Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria.

Para decirlo de forma concisa, en el Salmo 22, vemos la cruz; en el Salmo 23 vemos el cayado que usa el pastor; y en el Salmo 24, la corona, la corona del Rey. En el Salmo 22, Cristo es el Salvador; en el Salmo 23, Él es quien nos satisface; y en el Salmo 24, Él es el soberano. En el Salmo 22 Él es el fundamento; en el Salmo 23, Él es la manifestación; y en el Salmo 24, Él es la expectativa, la esperanza. Ahora, en el Salmo 22, Él muere; en el Salmo 23, Él está viviendo; y en el Salmo 24, Él está viniendo. El Salmo 22, nos habla del pasado; el Salmo 23, nos habla del presente; mientras que el Salmo 24, nos habla del futuro. En el Salmo 22, Él da Su vida por las ovejas; en el Salmo 23, Él da Su amor por las ovejas; y en el Salmo 24, Él nos dará Su luz cuando regrese.

 

SALMOS 24

Este es el Salmo de la corona. Habla de la venida del Príncipe de los pastores. La tradición dice que fue compuesto por David y cantado cuando el llevó el arca desde Kiriat-jearim al Monte de Sión (1 Crónicas 13:1-8). Se cantaba de una manera antifonal. Se ha sugerido que fue cantado por el coro de la procesión y por voces solistas. Josefo, el historiador Bíblico, dijo que siete coros marcharon antes del arca del pacto cuando David hubo preparado el tabernáculo para ella hasta que el templo estuviese construido. La tradición dice que este se cantaba el primer día de cada semana en los cultos del templo. Los versículos 1-6 nos dicen quién es digno de unirse en tal celebración de adoración.

A demás este salmo nos permite una mirada a la futura entrada de Cristo en la nueva Jerusalén para reinar para siempre.


Pudo haber sido representado muchas veces en el templo. La gente que permanecía afuera pediría que las puertas del templo se abrieran para permitir que el Rey de Gloria entrara. 


Desde adentro, los sacerdotes u otro grupo preguntarían: “¿Quién es el Rey de Gloria?” Afuera, el pueblo respondería al unísono con una proclamación de su gran poder y fuerza: “Jehová el fuerte y valiente, Jehová el poderoso en batalla” y las puertas del templo se abrían de par en par, simbolizando el deseo del pueblo de tener la presencia de Dios entre ellos. 


El versículo 1 fue citado por el apóstol Pablo en 1 corintios 10:26-28 para mostrar que todos los alimentos procedían de Dios y eran propiedad de Dios.


1 corintios 10:26-28 porque del Señor es la tierra y su plenitud. 27 Si algún incrédulo os invita, y queréis ir, de todo lo que se os ponga delante comed, sin preguntar nada por motivos de conciencia. 28 Mas si alguien os dijere: Esto fue sacrificado a los ídolos; no lo comáis, por causa de aquel que lo declaró, y por motivos de conciencia; porque del Señor es la tierra y su plenitud.

Este poema presenta al Dios de la Biblia, como el Gran Rey de Gloria.En este Salmo, podemos distinguir tres grandes temas que aborda y que están relacionados con el Gran Rey de Gloria.

Quien es el Rey, cual es la amplitud de su reino y como es que el lo estableció.

Este salmo podría dividirse en tres secciones distintivas A quien pertenece este reino, cual es la amplitud de sus dominios y como es que el lo estableció. (V. 1-2)

Nos dice quienes son los que pueden estar en ese reino y cuales son la cualidades que los habitantes de este reino deben mostrar. (V. 3-6).

Nos dice quien es e l Rey de este Reino y como hay que recibirle en sus dominios. (V. 7-10)

De Jehová es la tierra y su plenitud;
    El mundo, y los que en él habitan.

2 Porque él la fundó sobre los mares,
Y la afirmó sobre los ríos.

¿Quién subirá al monte de Jehová?
¿Y quién estará en su lugar santo?

El limpio de manos y puro de corazón;
El que no ha elevado su alma a cosas vanas,
Ni jurado con engaño.

El recibirá bendición de Jehová,
Y justicia del Dios de salvación.

Tal es la generación de los que le buscan,
De los que buscan tu rostro, oh Dios de Jacob. Selah

7 Alzad, oh puertas, vuestras cabezas,
Y alzaos vosotras, puertas eternas,
Y entrará el Rey de gloria.

¿Quién es este Rey de gloria?
Jehová el fuerte y valiente,
Jehová el poderoso en batalla.

Alzad, oh puertas, vuestras cabezas,
Y alzaos vosotras, puertas eternas,
Y entrará el Rey de gloria.

10 ¿Quién es este Rey de gloria?
Jehová de los ejércitos,
El es el Rey de la gloria. Selah

Si cerramos nuestros ojos, ¿como vemos a Dios?, esto puede dar demasiadas respuestas subjetivas, pero es un ejercicio que debería hacernos pensar. ¿Como estamos viendo a Cristo?

Mucha gente ve a Dios como sienten que Él debería ser. Otros ven a Dios como piensan que Él debería ser. De los poemas en los salmos he aprendido que desde la creación, Dios no ha detenido nunca Su obra, a lo largo de lo que ha continuado expresando Su carácter y ha usado diversas formas para expresar Su palabra. Asimismo, Él nunca ha dejado de expresarse a sí mismo y de expresar Su esencia a la humanidad. El desea que seas parte de su reino, pero más que le percibas como único Rey. Como le vemos hoy, y comprendemos va aforjar nuestro mañana. Amén!

A %d blogueros les gusta esto: