Reino de los cielos.

 Existe diferencia entre el Reino de Dios y el Reino de los cielos?

Aunque algunos creen que el Reino de Dios y el Reino de los cielos se refieren a dos cosas diferentes, es claro que ambos se refieren a lo mismo. La frase ” El reino de Dios” ocurre 68 veces en los diferentes libros del nuevo testamento, mientras que el reino de los cielos” ocurre 32 veces y solo en el evangelio de Mateo, la explicación habitual es que el evangelio de Mateo está destinado a los judios quienes prefieren evitar el uso directo del nombre de Dios.

Por ejemplo, hablando de el Joven rico, Cristo dijó “El reino de los cielos” y el  “reino de Dios” sin distinción. Ver en Mateo 19.23-24.

Frecuentemente Marcos y Lucas utilizaron la frase “reino de Dios” donde Mateo usó “reino de los cielos” en relatos paralelos de la misma parábola.

Los evangelios describen a Jesús de Nazareth proclamando el Reino como algo que ya está cerca, que esta llegando en el presente, no como una realidad futura.  Las actividades que se narran de Jesús, al sanar enfermedades, expulsar demonios, enseñar una nueva ética de vida y ofrecer una nueva esperanza en Dios al más pobre, se entiende como una demostración que el reino esta en acción.

Tener al Mesías, el Rey de los judíos entre ellos, es un aspecto de este reino: El Rey había llegado para  presentar Su reino.

Este reino es especificamente reino Salvador y redentor. El reino se manifiesta en poder cuando los demonios, la injusticia, y la incredulidad son derrotados, pero la Salvación, la Justicia, la Paz, y el Gozo se estan manifestando y podemos entender y abrazar esta verdad atesorando a Cristo , en el versículo que dice en Romanos 14.27  “Porque el Reino de Dios no es comida, ni bebida, sino justicia, paz, y gozo en el Espíritu Santo”.

Esta en parte en tiempo presente, por su iglesia (seguidores del Salvador). Pero se consumará a la segunda venida de Cristo.

Así que las bendiciones que tenemos ahora en Cristo son grandes (el perdón, la justicia imputada, la aceptación con el Padre, ninguna condenación, la compañía de Jesús por su Espíritu en nuestras vidas, la transformación progresiva en su semejanza, los dones del Espíritu, el servicio en el ministerio, y todas estas cosas trabajan juntas para nosotros). Sin embargo, la plenitud de nuestra herencia espera la venida de Cristo (no más pecados, ni enfermedades, ni lesiones o calamidades, guerras espirituales., tampoco habŕá conflictos étnicos o rascismo, ni más guerra o muerte). Todo esto vendrá con la consumación del reino al final de los tiempos.

Dios reina donde Cristo reina. Y Cristo reina donde Dios reina.

Cuando el libro de Apocalipsis habla sobre el trono de Dios dice estas palabras: “La Salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al cordero” (7.10); ” el cordero que está en medio del trono los pastoreará” (7.17); y: ” y el  trono de Dios y el cordero que estará en ella” ( la nueva Jerusalén)  22.3.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: