¿Que significa la palabra Iglesia?

Casi cada comunidad cuenta con “iglesias” grandes y pequeñas, iglesias construidas por cierto grupo.

Pero, ¿son estos edificios “iglesias”, en el sentido correcto de la palabra? Toda persona que profese su fe responsablemente debe hacerse esta pregunta ¿qué es la Iglesia en realidad?

 

¿Es la Iglesia un edificio?

 

Todos necesitamos saber en qué consiste la Iglesia de Dios. ¿Es acaso un edificio, o es algo más? ¿Qué dijo Jesucristo acerca de su Iglesia? En Mateo 16:18, Jesús profetizó: “edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades [el sepulcro] no prevalecerán contra ella”.

 

En otras palabras, la verdadera Iglesia de Dios se mantendría en pie durante mucho tiempo después de la muerte de Jesucristo. Pero, ¿qué es aquello que se ha mantenido en pie?

 

¿Qué dice la Biblia?

 

El libro de Hechos relata la historia de los primeros años de la Iglesia cristiana. En el capítulo 11 de este libro, vemos que Bernabé y Saulo (conocido luego como Pablo) pasaron un año en Antioquía, al inicio del ministerio de Pablo; “se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente” (v. 26).

 

Y es interesante notar que la palabra utilizada es “con la iglesia”—no “en” o “dentro de”—lo cual implica que Bernabé y Pablo estaban junto a algo o participando de algo. Entonces, la Iglesia de Antioquía era un grupo de personas, no un edificio.

 

Luego, en 1 Corintios 14:23, el apóstol Pablo aclara aún más el concepto bíblico de “iglesia”: “Si, pues, toda la iglesia se reúne en un solo lugar…”. Claramente, si la iglesia puede “reunirse” en un lugar, no estamos hablando de un edificio.

 

Origen de la palabra “iglesia”

 

La palabra griega (ya que el Nuevo Testamento fue escrito en griego) traducida como “iglesia” es ekklesia, que significa “llamado”, específicamente “congregación religiosa, asamblea”. En otras palabras, la “Iglesia” es el grupo de creyentes del cual Jesucristo es Cabeza. Este término puede designar a la Iglesia en el sentido global o a una congregación específica. Por lo tanto, cuando Bernabé y Pablo “se congregaron con la iglesia”, se estaban reuniendo con los seguidores de Jesucristo para predicarles la palabra de Dios.

 

Cuando comenzó la Iglesia del Nuevo Testamento, “el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos” (Hechos 2:47). Esto no significa que Dios los pusiera dentro de un edificio, sino que pasaban a ser parte del grupo de llamados que conformaban su Iglesia. Entonces, es claro que el concepto bíblico de iglesia no se refiere a un edificio o catedral, sino a un grupo de personas.

Estan conformados por los que aceptaron el llamado de nuestro Señor Jesucristo al arrepentimiento y fe. Por eso en términos generales se puede decir que es una iglesia universal de los salvos que estan en distintas locadidades del mundo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: