¿Que es el pecado de muerte?

1 Juan 5:16 es uno de los versos más difíciles en el Nuevo Testamento. “Si alguno viere a su hermano cometer pecado que no sea de muerte, pedirá, y Dios le dará vida; esto es para los que cometen pecado que no sea de muerte. Hay pecado de muerte, por el cual yo no digo que se pida.” De todas las interpretaciones que han surgido, ninguna parece responder a todas las preguntas que concierne a este verso. Esta mejor interpretación puede encontrarse comparando este verso con lo que les sucedió a Ananías y Safira en Hechos 5:1-10 (1 Corintios 11:30). El “pecado de muerte” es un pecado deliberado, consciente, continuo, y falto de arrepentimiento. Dios, en Su gracia, permite que Sus hijos pequen sin castigarlos de inmediato. Sin embargo, llega un punto cuando Dios, ya no puede permitir que un creyente continúe pecando sin arrepentirse. Cuando se alcanza este punto, algunas veces Dios decide castigar a un cristiano, aún al punto de quitarle la vida, también para evitar seguir siendo de tropiezo para los pequeños en la fe.

Eso fue lo que hizo en Hechos 5:1-10, y 1 Corintios 11:28-32. Tal vez esto es lo que Pablo describe a la iglesia de Corinto en 1 Corintios 5:1-5. Debemos orar por cristianos que están pecando. Sin embargo, puede llegar el momento cuando Dios ya no escuche las oraciones por un creyente pecador a quien Él ya ha considerado necesario juzgar. Es difícil comprender que hay veces cuando ya es demasiado tarde para orar por una persona. Dios es bueno y justo, y sólo tendremos que dejarle a Él la decisión de cuándo es demasiado tarde y confiar en Su juicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: