Jesús en el Islam

La Biblia, libro sagrado de hebreos y de cristianos, relata cómo se produjo el conflicto en la familia de Abraham, el padre de la fe. Abraham tuvo a Isaac de su esposa Sara, y también un hijo de la esclava egipcia Agar, Ismael. A raíz de las burlas de este hacia Isaac, Sara habló con su esposo pidiéndole que enviase a Agar y a su hijo lejos de allí. Hay consenso entre los estudiosos en que los árabes -o “ismaelitas”- descienden de la rama de Ismael. Pero ahí termina el acuerdo. El Corán -escrito muchos siglos después de la Biblia- afirma, “por revelación a Mahoma”, que fue Ismael y no Isaac el hijo primogénito de Abraham y el elegido para ser sacrificado a Dios, aunque finalmente un ángel detuvo la mano del patriarca. Judíos y cristianos consideran que en ese punto (y en bastantes otros) el Corán manipula las Escrituras sagradas, para poder concluir que son los árabes y no los judíos los “hijos de la promesa” hecha por Dios a Abraham.

La controversia religiosa entre judíos y árabes musulmanes tiene una lectura positiva: ambos proceden del mismo tronco. Losvínculos de sangre entre judíos y árabes están también subrayados por el hecho de que los dos son pueblos semitas; descienden de Sem, hijo de Noé, emparentado también con Jesús como relata la genealogía del evangelista Lucas.

Según los musulmanes, seis siglos después del nacimiento de Jesús, Dios le reveló el Corán al profeta Mahoma por medio del ángel Gabriel , el mismo que, según el cristianismo y el islam, le anunció a María que estaba embarazada.

El Islam señala que en el Corán, María es nombrada más veces que cualquier miembro de la familia del profeta Mahoma.

Para los musulmanes, Jesús fue -como Abraham, Moisés, Mahoma- un mensajero de Dios.

JESÚS COMO PROFETA CORÁNICO

Los musulmanes respetan a todos los profetas en general, pero a Jesús, en particular, porque él fue uno de los profetas que predijo la llegada de Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él). Los musulmanes, también, esperan su segunda venida. Ellos lo consideran uno de los más grandes profetas de Allah enviados a la humanidad. Un musulmán no se refiere a él simplemente como “Jesús”, pero normalmente añade la frase “que la paz de Allah sea con él” como un signo de respeto.

Nacimiento Virginal de Jesús

Ninguna otra religión en el mundo respeta y dignifica a Jesús como lo hace el Islam. El Corán confirma su nacimiento virginal (un capítulo del Corán se titula “María”), y María se considera una de las mujeres más puras en toda la creación. El Corán describe el nacimiento de Jesús de la siguiente manera:

“Y, he ahí, que los ángeles dijeron: “¡Oh María! Ciertamente, Dios te ha escogido y te ha purificado, y te ha exaltado sobre todas las mujeres de la creación. [Noble Corán 3:42]

“¡He ahí, que los ángeles dijeron:”¡Oh María! En verdad, Dios te anuncia la buena nueva, mediante una palabra procedente de Él, [de un hijo] que será conocido como el Ungido Jesús, hijo de María; de gran eminencia en este mundo y en la Otra Vida, y [será] de los allegados a Dios. Y hablará a la gente desde la cuna y de adulto, y será de los allegados a Dios. Y hablará a la gente desde la cuna y de adulto, y será de los justos.”  Dijo: “¡Oh Sustentador mío! ¿Cómo podré tener un hijo, si ningún hombre me ha tocado?. Respondió [el ángel]: “Así ha de ser: Dios crea lo que Él quiere:34 cuando dispone un asunto, le dice tan sólo: “Sé” –y es. [Noble Corán 3:45-47]

Los musulmanes creen que Jesús nació inmaculadamente, y mediante el mismo poder que había traído a la vida a Eva y Adán sin un padre o una madre.

“Ciertamente, para Dios, la naturaleza de Jesús es como la naturaleza de Adán, a quien Él creó de tierra y luego le dijo: “Sé” –y es.” [Noble Corán 3:59]

Misión de Jesús

Durante su misión profética, Jesús  realizó muchos milagros. El Corán nos dice que dijo:

“Yo he venido a vosotros con una señal de su Señor: Yo hago de arcilla, por así decirlo, la figura de un pájaro, y respiro en él y se convierte en un ave con permiso de Dios. Y yo curo a los ciegos, y a los leprosos, y levantó a los muertos con el permiso de Dios”. [Noble Corán 3:49]

Muhammad y Jesús, así como los otros profetas, fueron enviados a confirmar la creencia en un Dios. Esto es a lo que hace referencia el Corán donde informa que dijo Jesús cuando vino:

“Para acreditar la ley que estaba antes que yo, y para hacerles legal parte de lo que estaba prohibido es que he venido a vosotros con un signo de su Señor, por lo que teman a Dios y obedezcan a mí.” [Noble Corán 3:50]

El profeta Mahoma hizo hincapié en la importancia de Jesús diciendo:

“EL QUE CREE QUE NO HAY MÁS DIOS QUE DIOS, SOLO, SIN PAREJA, QUE MUHAMMAD ES SU MENSAJERO, QUE JESÚS ES EL SIERVO Y MENSAJERO DE DIOS, SU PALABRA SOPLÓ EN MARÍA, Y UN ESPÍRITU QUE EMANA DE ÉL, Y QUE EL PARAÍSO Y EL INFIERNO SON CIERTAS, SERÁ RECIBIDO POR DIOS EN EL CIELO.”  [BUKHARI]

 

 Las afirmaciones sobre ” ISA”  son las siguientes:

· Fue concebido virginalmente
· Es Cristo (masih ).
· Es un espíritu de Dios -y su palabra- infundido en el pecho de María .
· No es Hijo de Dios, pues en esta confesión de fe cristiana se revela una total incompatibilidad con la unicidad de Dios tal y como es concebida en el Corán. Se rechaza la Trinidad, aunque parece confundirse a María con la tercera persona.
· Dio pruebas de su misión. Realizó milagros: curaciones, resurrecciones. Habló a su madre bajo la palmera y después a todos desde la cuna para defender a su madre de las acusaciones, de lo que el Corán llama “la gran calumnia”. Más tarde dirá: “He aquí que yo crearé con arcilla una figura de pájaro y luego le soplaré y se convertirá en un pájaro vivo, con la permisión de Dios; y curaré también, con la permisión de Dios, al ciego de nacimiento y al leproso, y resucitaré a los muertos, y os diré también lo que coméis y conserváis en vuestras casas”. Para responder a la petición de sus discípulos, exclamó: “¡Dios mío! ¡Señor nuestro! Haz descender sobre nosotros una mesa desde el cielo que sea para nosotros una fiesta, para el primero y el
último de nosotros, que sea un signo que nos viene de ti” . El Corán relata que Dios la hizo bajarl.

En el Islam, a Jesús, se le considera uno de los mensajeros de Dios y el Mesías enviado para guiar al Pueblo de Israel con una nueva escritura: el evangelio. Según el Islam, se debe creer en Jesús como parte de la fe musulmana, pero no venerarle.

Después, Alá quiso que Jesús se tuviera el don de hacer milagros para facilitar el camino a los judios y que éstos creyeran en su nueva enseñanza. Eso sí, el Islam considera que Jesús fue un musulmán (que quiere decir que se sometió a la voluntad de Dios), ya que predicó que sus seguidores deberían seguir el buen camino marcado por él.

Diferencias.

¿En qué comienza la diferencia? Pues en que el Islam rechaza la visión cristiana de que Jesús fuera la encarnación de Dios o el hijo de Dios, así como que fuera crucificado, que resucitara o que expiara los pecados de la humanidad. El Corán establece que Jesús nunca reclamó ninguno de esos supuestos, y que, llegado el Juicio Final, Jesús negará haber defendido en algún momento una naturaleza divina. El Corán enfatiza que Jesús fue un profeta, un mortal que, como todos los otros profetas, había sido elegido por Dios para extender su palabra. Nada más.

Sí le llama El Mesías, pero es que literalmente Mesías significaba para ellos es un salvador enviado por Dios, no el propio Dios encarnado en humano. Y su misión de ‘salvamento’ era encauzar al pueblo judío en la correcta fe de Dios, no el judaísmo, que era por entonces una religión en decadencia.

Para la fe musulmana, Jesús fue el último profeta enviado por Dios para guiar al Pueblo de Israel, una especie precursor de Mahoma, y considera en sus santas escrituras que Jesús predijo la llegada de este último.

Sin embargo, se incide en que Jesús no fue crucificado, sino que ascendió a los cielos a la llamada de Alá y que fue ‘corpórea’, no espiritual. Además, se cree en que Jesús volverá al mundo en el Juicio Final para restablecer la justicia y derrotar al falso mesías o Anticristo. Jesús fue divinamente escogido por Alá para propagar el mensaje del monoteísmo y la sumisión entre los hijos de Israel.

· El fin fue dramático dado que Jesús tropezó con el rechazo rebelde de los hijos de Israel, incrédulos y prevaricadores, aunque encontró a sus discípulos dispuestos a auxiliarle y a someterse en todo a Dios. Los hijos de Israel han sido maldecidos por la boca de Jesús, han pronunciado calumnias horribles contra María e intrigaron contra Jesús para matarlo.
-Jesús no murió y fue ascendido al cielo, aunque necesariamente ha de morir antes del juicio.
-A su muerte sus discípulos manipularían los hechos y predicarían cosas muy distintas a las que dijo e hizo Jesús

Las afirmaciones del Corán sobre Jesús no van directamente en contra de la fe cristiana, sino contra los politeístas o contra deformaciones de la fe cristiana. A pesar de ello esas afirmaciones no son compatibles con la fe cristiana porque rechazan la divinidad de Jesús. La máxima aproximación a que pueden llegar respecto de Jesucristo es al reconocimiento de que en la creación del mismo hay una especial intervención divina, más evidente que en el resto de la creación, como “Verbo que emana de Dios”. Jesús contiene, así, un aspecto divino: es revelación, milagro, manifestación de Dios. Su idea de Dios y de su transcendencia es incompatible con la encarnación y la salvación por la cruz.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: