El Pacto Mosaico

Pacto Mosaico 
El Pacto Mosaico fue celebrado entre Dios y la nación de Israel, y se encuentra en Éxodo 19-24 y Deuteronomio 5:6-22. Este pacto a menudo es llamado “La Ley”. Otros lo llaman el Pacto Sinaico, ya que tuvo lugar en el Monte. Sinaí.

El libro del Éxodo es el segundo de los cinco libros de la Biblia denominados el Pentateuco. Este libro cuenta acerca de la liberación de los israelitas después de una serie de plagas que Dios trajo sobre Egipto y su Faraón, quien había mantenido en esclavitud al pueblo de Dios. Bajo la dirección de Dios, Moisés sacó a los israelitas y los condujo a través del abierto Mar Rojo y del desierto de Sinaí, donde recibieron el pacto.

Una gran parte del Pacto Mosaico está constituida por los Diez Mandamientos (razón por la que se le llama La Ley) y con ella Dios prometió:

  • Hacer del pueblo hebreo Su nación especial entre todas las naciones, si cumplían los Mandamientos de Dios
  • Hacer del pueblo de Israel una nación santa y un reino de sacerdocio.
  • Darles el Sabbat como día de reposo, el cual les mandó santificar.

 

Pacto Mosaico – La Ley Expone el Pecado
Bajo el Pacto Mosaico, la promesa de rectitud en la vida cotidiana sólo podía ser alcanzada cumpliendo con las obras de la Ley. Pero ya que somos presos del pecado, sólo en el Mesías podía ser cumplida la promesa del pacto.(Deuteronomio 6:25, Gálatas 3:21).

Al examinar el pacto, observamos que puede dividirse en las siguientes categorías:

  • Mandamientos Espirituales (Éxodo 20:2-8, Deuteronomio 5:6-12)
  • Conducta moral y social (Éxodo 20:12-17, Deuteronomio 5:16-21)
  • Ceremonial (referente al Tabernáculo – Éxodo 25-27, Éxodo 30)
  • Requisitos para las Vestiduras Sacerdotales (Éxodo 28-29)

 

Uno de los temas fundamentales en toda la interpretación cristiana y en toda la teología es: “¿Cuál es la relación correcta entre la ley y el evangelio?” Cómo la ley y las leyes ceremoniales, se relacionan con el Nuevo Pacto, este ha sido un tema permanente en la teología cristiana desde el principio.

Los esenios en la época de Cristo, aquellos que formaban parte de la secta Qumran de la que hemos obtenido los rollos del Mar Muerto, básicamente creían que el Nuevo Pacto volvería a ser el Pacto Mosaico una vez más, pero solo sería “más perfecto”. El sistema antiguo iba a ser restaurado a un nivel de perfección que no había obtenido en el tiempo de Moisés y del Antiguo Pacto en general. Así que el Nuevo Pacto para los Esenios era básicamente el Antiguo Pacto limpiado un poco y renovado.

A %d blogueros les gusta esto: