El nuevo año judío y las demás fiestas solemnes.

¿Qué es Rosh Hashaná?

Este 29 de septiembre empieza un nuevo año, el 5780 para los judíos conocido como el Rosh Hashaná, escritos entre las 7 fiestas solemnes por el Señor.

La festividad de Rosh Hashaná, que significa “Cabeza del Año”, se celebra dos días, comenzando el 1.° de Tishrei, que es el primer año del año judío. En esta fiesta la comunidad judía celebra el aniversario de la creación de Adán y Eva, que fueron el primer hombre y la primera mujer que existieron.

Para los judíos, Rosh Hashaná es el día del juicio, y para ellos en este día el Creador evalúa si merecen o no tener un año más de vida. Es un espacio para reflexionar sobre la fragilidad humana y valorar el regalo de estar vivos. En el transcurso de los dos días se realizan diferentes rezos y ritos para celebrar la llegada del nuevo año.

Uno de los principales cumplimientos de Rosh Hashaná consiste en hacer sonar el shofar, es el momento más importante en esta festividad y simboliza el clamor del pueblo judío a Dios de reconocerlo como Creador y Rey Eterno. El grito del shofar es también un llamado al arrepentimiento, porque  Roshj Hashaná es también el aniversario del primer pecado del hombre y de su arrepentimiento por dicho pecado. En total, en esta celebración se escuchan cien sonidos del shofar.

PARA LA FESTIVIDAD

Durante los festejos de Rosh Hashaná se ingieren alimentos a base de manzana con miel para simbolizar el anhelo de un año dulce, y otros alimentos especiales que simbolizan las bendiciones del nuevo año.

Asimismo se saluda con el reconocido “Shaná Tová”, que significa una expresión de deseo de que el año venidero sea un año próspero y se bendice el uno al otro con las palabras “Leshaná tová tikatev vetejatem” cuyo significado es “Que seas inscripto y sellado para un buen año“.

Tal como ocurre con cada una de las principales festividades judías, después de encender las velas y de rezar, se recita el Kidush (una bendición) y se hace una bendición antes de comer la jalá (pan trenzado que se consume en estas festividades).

Fiestas bíblicas de Israel

Según el calendario actual existen 9 fiestas que guarda la nación de Israel, pero son solo 7 las fiestas importantes en la Biblia por mandamiento del Señor que el Pueblo escogido de Dios debía celebrar. Los Judíos, las celebran desde que Dios le dió las instrucciones a Moisés. Estas fiestas eran de recordación y también proféticas, 4 de las 7 fiestas han sido literalmente cumplidas en Cristo. Todavía quedan 3 por cumplir. 

Estas siete fiestas que aparte de su costumbre en el judaísmo, son imagen de eventos trascendentales que pasó, pasará. Eso no significa que los cristianos tenemos que celebrar pero si debemos conocer por su importancia histórica y profética.


Pesaj o Pascua.

La Pascua es una celebración judía que recuerda la ocasión en que Dios liberó a los israelitas de la esclavitud en Egipto. Dios les mandó a los israelitas conmemorar ese suceso tan importante todos los años el día 14 del mes judío de abib, más tarde llamado nisán Exodo 12.42.

La palabra Pascua viene de un término hebreo que significa “pasar por alto”. Hace referencia a la manera en que Jehová protegió a los israelitas de la plaga que mató a todos los primogénitos de Egipto (Éxodo 12:27; 13:15). Antes de que Dios trajera esta devastadora plaga, les dijo a los israelitas que degollaran una oveja o una cabra y que salpicaran la sangre sobre los marcos de las puertas de sus casas (Éxodo 12:21, 22, primera nota). Cuando Dios viera esta señal, pasaría por alto sus casas y protegería a sus primogénitos (Éxodo 12:7, 13).

 Para los israelitas, el día empezaba con la puesta del Sol (Levítico 23:32). Dios les ordenó a los israelitas que sacrificaran una oveja justo después de la puesta del Sol que daba inicio al 14 de nisán y que comieran su carne esa misma noche (Éxodo 12:6, 8). Así es que sacrificaban el animal y se lo comían el 14 de nisán.

 Después de celebrar la Pascua el 14 de nisán del año 33 de nuestra era, Jesús dio inicio a una nueva celebración: la Cena del Señor (Lucas 22:19, 20;1 Corintios 11:20). Esta comida reemplazó a la Pascua, ya que conmemora el sacrificio de Jesús, representado por el cordero de Pascua (1 Corintios 5:7). El sacrificio de Jesús es superior al sacrificio que se hacía en la Pascua porque libera a las personas de la esclavitud al pecado y la muerte (Mateo 20:28; Hebreos 9:15).

A %d blogueros les gusta esto: