Jesús, y el arca del Pacto.

Éxodo 25 : 1 ; 8-9
Y el Señor habló a Moisés, diciendo:
Y harán un Santuario para mí, y habitaré en medio de ellos(del pueblo de Israel). 
Conforme a todo lo que Yo te muestro, al modelo del Tabernáculo y al modelo de todos sus utensilios, así lo haréis.

Dios le mandó a levantar un Tabernáculo a Moisés de una forma muy particular, normalmente para construir una edificación primero se hacen los cimientos, luego se levanta la estructura apoyada sobre esos cimientos y despues se levantan las paredes, se colocan las ventanas… y por último se colocan los muebles, pero en este caso paso todo lo contrario, el Señor ordena que el Tabernáculo comience a construirse por el mueble más importante que es el Arca del Pacto, también llamada Arca del Testimonio.

El Arca del Pacto representaba la Presencia de Dios, el mismo Dios dijo: Y alli me declarare a ti, era algo sagrado y valioso que se trataba con un cuidado muy especial, porque alli hablaba Dios para su pueblo, solo imaginen como se veia esta arca donde no cualquiera entraba ante la Presencia de Dios.

Pero este arca ademas apuntaba a Jesus.

Éxodo 40:1-6
El Tabernáculo es erigido 
Entonces habló el Señor a Moisés, diciendo: 
En el primer día del mes, en el mes primero (Abib o Nisán), harás levantar el Tabernáculo de la Tienda de Reunión. 
Pondrás allí el Arca del Testimonio, y cubrirás el Arca con el velo. Introducirás la mesa, arreglarás sus utensilios y traerás el candelabro y harás encender sus lámparas. 
Luego pondrás el altar de oro para el incienso frente al Arca del Testimonio, y colocarás la cortina a la entrada del Tabernáculo.  Pondrás el altar del holocausto delante de la entrada del Tabernáculo de la Tienda de Reunión.

Todo el Tabernáculo se va construyendo a partir del Arca del Testimonio hacia afuera. El Arca se hizó de dos materiales que expresan la doble naturaleza de Cristo, humana y divina, su naturaleza humana es tipificada en la madera de acacia incorruptible. Jesús nació sin tener la carga genética de María eso quiere decir que nació sin el pecado que arrastramos los humanos descendientes de Adam, por eso el derramamiento de la sangre de Cristo ha valido para perdonar el pecado de multitudes de una vez y para siempre, y por no tener pecado resucitó, el Señor Jesucristo es el primogénito de los muertos.

El Arca del Testimonio hecha de madera  estaba totalmente recubierta por dentro y por fuera en oro lo cual simboliza la Deidad, la naturaleza divina de Cristo:

Éxodo 25:10-11
Harán, pues, un arca de madera de acacia: su longitud será de dos codos y medio, su anchura de codo y medio, y su altura de codo y medio. 
Y la recubrirás de oro puro. La recubrirás por dentro y por fuera, y harás una moldura de oro alrededor de ella.

Dentro del Arca estaba lo que Cristo tenía en su corazón: el maná, la vara de Aarón que reverdeció y las tablas del pacto.

Éxodo 25:21
Pondrás el propiciatorio encima del Arca, y dentro del Arca pondrás el testimonio que te daré.

Hebreos 9:2-5
..el tabernáculo (Ex.26.1-30) fue preparado así: En la primera estancia, llamada lugar santo, estaba el candelabro,(Ex.25.31-40) la mesa y los panes de la proposición(Ex.25.23-30). 
Tras el segundo velo, estaba la parte del tabernáculo llamada lugar santísimo, (Ex.26.31-33)
que tenía un incensario de oro (Ex.30.1-q y el arca del pacto cubierta de oro por todas partes, (Ex.25.10-16) en la que estaba una urna de oro que contenía el maná,(Ex.16.33) la vara de Aarón que reverdeció, (Nm.17.8-10) y las tablas del pacto; (Ex.25.16; Dt.10.3-5)
y sobre ella los querubines de gloria que cubrían el propiciatorio, (Ex.25.18-22) 

El tazón que contenía el maná:

Éxodo 16:4
Y Dios dijo a Moisés: He aquí Yo hago llover para vosotros pan de los cielos, y saldrá el pueblo y recogerá la ración diaria cada día, a fin de que Yo lo pruebe, si anda en mi Ley, o no.

“pan del cielo” Éxodo 16:4 que daba testimonio a la provisión sobrenatural para la alimentación del pueblo en el desierto (1 Corintios 10:3), el mana también es un símbolo de la Palabra de Dios (Mateo 4:4), y de la naturaleza humana de Cristo.

.

Juan 6:32-35
Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: No os ha dado Moisés el pan del cielo, sino mi Padre os da el verdadero pan del cielo. 
Porque el pan de Dios es aquel que desciende del cielo y da vida al mundo. 
Ellos le dijeron: ¡Señor, danos siempre ese pan! 
Jesús les dijo: ¡Yo soy el pan de la vida; el que a mí viene nunca tendrá hambre, y el que cree en mí no tendrá sed jamás!

El maná simboliza a Cristo mismo en Su palabra, Él es el pan del cielo, Jesús dijo yo soy el verdadero maná, el que coma mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna.

La vara de Aarón que reverdeció:


La vara de Aarón 

Los israelitas han vagado por el desierto por bastante tiempo. Algunos no creen que Moisés deba ser el líder, ni que Aarón deba ser el sumo sacerdote. Coré es uno que piensa así, y lo mismo Datán, Abiram y 250 líderes del pueblo. Todos éstos vienen y le dicen a Moisés: ‘¿Por qué te pones tú por encima de los demás de nosotros?’

Moisés dice a Coré y sus seguidores: ‘Mañana por la mañana tomen incensarios y pongan incienso en ellos. Entonces vengan al tabernáculo de Jehová. Veremos a quién escoge él.’

El día siguiente Coré y sus 250 seguidores vienen al tabernáculo. Muchos otros vienen para apoyarlos. Jehová está muy enojado. ‘Aléjense de las tiendas de estos hombres malos,’ dice Moisés. ‘No toquen nada que les pertenezca.’ La gente escucha, y se aleja de las tiendas de Coré, Datán y Abiram.

Entonces Moisés dice: ‘Por esto sabrán a quién Jehová escoge. La tierra se abrirá y se tragará a estos hombres malos.’

Tan pronto como Moisés deja de hablar, la tierra se abre. La tienda y las cosas de Coré, y Datán y Abiram y los que están con ellos caen adentro, y la tierra se cierra sobre ellos. Cuando la gente oye los gritos de los que se hunden, gritan: ‘¡Corran! ¡La tierra nos puede tragar también!’

Coré y sus 250 seguidores todavía están cerca del tabernáculo. Por eso Jehová envía fuego, y todos se queman. Entonces Jehová le dice a Eleazar hijo de Aarón que tome los incensarios de los muertos y haga con ellos una cubierta delgada para el altar. Esta cubierta del altar sirve para advertir a los israelitas que solo Aarón y sus hijos deben servir de sacerdotes para Jehová.

Pero Jehová quiere aclarar bien que ha escogido a Aarón y sus hijos como sacerdotes. Por eso le dice a Moisés: ‘Que un líder de cada tribu de Israel traiga su vara. Para la tribu de Leví, que Aarón traiga su vara. Entonces pon cada vara en el tabernáculo enfrente del arca del pacto. La vara del hombre que yo he escogido como sacerdote echará flores.’

Cuando Moisés mira la mañana siguiente, ¡de la vara de Aarón salen estas flores y almendras maduras! ¿Ves tú ahora por qué hizo Jehová que la vara de Aarón floreciera?


Entonces Dios habló a Moisés, diciendo: 
Habla a los hijos de Israel, y toma de ellos una vara por cada casa paterna: doce varas de todos sus jefes conforme a sus casas paternas, y escribirás el nombre de cada uno en su vara. 
Luego las pondrás en la Tienda de Reunión, delante del Testimonio, donde Yo me encuentro con vosotros, 
y sucederá que la vara del varón que Yo escoja, florecerá, y así haré quitar de sobre mí las murmuraciones con que los hijos de Israel murmuran contra vosotros.  
Y Moisés depositó las varas en presencia del Señor en la Tienda del Testimonio.
Al día siguiente, aconteció que Moisés fue a la Tienda del Testimonio, y he aquí que la vara de Aarón, de la casa de Leví, había reverdecido y echado flores, y había arrojado renuevos y producido almendras. 
Y el Señor dijo a Moisés: Vuelve a depositar la vara de Aarón delante del Testimonio para que se guarde por señal a los hijos rebeldes, para que hagas cesar sus murmuraciones contra mí, y no mueran. 
Y Moisés hizo tal como le ordenó Adonai. Así lo hizo. Números 17 : 1-2

La vara de Aaron que reverdeció y echó frutos es un símbolo de que Cristo es el primogénito de los muertos, Él mismo es la resurrección, luego nosotros los cristianos seremos resucitados en un cuerpo de gloria semejante al Suyo:

Colosences 1:15-20
Supremacía de Cristo 
Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación, 
porque en Él fueron creadas todas las cosas, en los cielos y en la tierra, visibles e invisibles: tronos, dominios, principados, potestades; todo fue creado por Él y para Él, 
y Él es antes de todas las cosas, y todo subsiste en Él, 
y Él es la cabeza del cuerpo, de la iglesia. Él es el principio, el primogénito de los muertos, para que en todo tenga Él la preeminencia, 
por cuanto plugo (agradó, complació) que la plenitud de todo habitara en Él, 
  y por medio de Él reconciliar consigo mismo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz por medio de Él, por la sangre de su cruz. 

Colosenses 3:3-4
  Porque ya habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. 
Cuando Cristo, vuestra vida, sea manifestado, entonces también vosotros seréis manifestados con Él en gloria.

Las tablas de la Ley:

Cristo tiene la ley de Dios en su corazón.

Deuteronomio 10:1-5
Las segundas tablas de la Ley 
En aquel tiempo me dijo el Señor: Lábrate dos tablas de piedra, como las primeras, y sube a mí al monte, y hazte un arca de madera. 
Y Yo escribiré sobre esas tablas las palabras que había sobre las primeras tablas que quebraste, y las pondrás en el arca. 
Entonces hice un arca de madera de acacia, labré dos tablas de piedra como las primeras, y subí al monte con las dos tablas en mi mano. 
Él escribió sobre las tablas, conforme a la primera escritura, los Diez Mandamientos que el Señor os había hablado en el monte, de en medio del fuego, el día de la asamblea. Y me las entregó. 
Luego volví y bajé del monte, y puse las tablas en el arca que había hecho. Y allí están, como me ordenó el Señor.

Encima del Arca se encontraba el propiciatorio de oro puro, formaban parte del propiciatorio dos querubines cuyas alas se tocaban y a través de las cuales Adonai hablaba desde el Arca:

Éxodo 25:17-22
Y harás un propiciatorio de oro puro: Su longitud, de dos codos y medio, y su anchura, de codo y medio. 
Y en los dos extremos del propiciatorio harás dos querubines de oro, labrados a cincel los harás. 
Serán hechos, un querubín a un extremo y un querubín al otro extremo. Del propiciatorio mismo haréis surgir los querubines sobre sus dos extremos. 
Y a causa del acto traidor los querubines desplegarán las alas cubriendo con ellas el propiciatorio con sus rostros uno frente al otro. Los rostros de los querubines estarán mirando hacia el propiciatorio. 
Pondrás el propiciatorio encima del arca, y dentro del arca pondrás el testimonio que te daré. 
Y desde allí seré conocido por ti, y hablaré contigo desde encima del propiciatorio, entre los dos querubines que están sobre el arca del testimonio, todo lo que haya de ordenarte para los hijos de Israel.

Exodo 25: 21
Y pondrás el propiciatorio encima del arca, y en el arca pondrás el testimonio que yo te daré.

El propiciatorio era la tapa del arca, tambien analizando la raiz de esta palabra; (heb. kappôreth, “cubierta”; hilasterion, “un medio [o lugar] de
reconciliación”). era lugar de reconciliacion tambien.

Sobre el que descansaba la nube o el símbolo visible de la presencia divina. Se suponía que aquí Dios iba a estar sentado, y desde este lugar se suponía que Él iba a impartir misericordia al hombre cuando allí se rociara la sangre de la expiación.

Por así decirlo, el propiciatorio ocultaba al pueblo de Dios del juicio condenatorio de la ley. Cada año en el día de la expiación, el sumo sacerdote entraba en el lugar santísimo y rociaba la sangre de animales sacrificados para la expiación de los pecados del pueblo de Dios. Esta sangre se rociaba sobre el propiciatorio. El tema expresado con esta representación, es que solamente es a través de la ofrenda de sangre que se puede quitar la condena de la ley y se pueden cubrir las violaciones de las leyes de Dios.

La palabra griega para “propiciatorio” en Hebreos 9:5 es hilasterion, que significa “el que hace la expiación” o “aplacamiento”. Da la idea de la remoción del pecado. En Ezequiel 43:13-15, el altar de bronce del sacrificio también es llamado hilasterion (el propiciatorio) en la septuaginta (la traducción griega del antiguo testamento), debido a su asociación con el derramamiento de sangre por el pecado.

¿Cuál es la importancia de esto? En el nuevo testamento, Cristo mismo es designado como nuestra “propiciación”. Pablo explica esto en su carta a los Romanos: “Siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados” (Romanos 3:24-25). Lo que Pablo está enseñando aquí es que Jesús es la cubierta por el pecado, como se demuestran con estas imágenes proféticas del antiguo testamento. Por medio de Su muerte, y nuestra respuesta a Cristo a través de nuestra fe en Él, todos nuestros pecados son cubiertos. Además, cuando los creyentes pecan, puede volver a Cristo, quien continúa siendo la propiciación o la cubierta por nuestros pecados (1 Juan 2:1, 4:10)

LOS QUERUBINES

Dios dijo a Moises: “Harás también dos querubines de oro; labrados a martillo los harás en los dos extremos del propiciatorio. Harás, pues, un querubín en un extremo, y un querubín en el otro extremo; de una pieza con el propiciatorio harás los querubines en sus dos extremos. Y los querubines extenderán por encima las alas, cubriendo con sus alas el propiciatorio; sus rostros el uno enfrente del otro, mirando al propiciatorio los rostros de los querubines.” ‭‭Éxodo‬ ‭25:18-20‬ ‭RVR1960‬‬

Dios Mora entre los querubines “Jehová de los ejércitos, Dios de Israel, que moras entre los querubines, sólo tú eres Dios de todos los reinos de la tierra; tú hiciste los cielos y la tierra. Isaias 36:17

“La posición de los querubines, con la cara vuelta el uno hacia el otro y mirando reverentemente hacia abajo sobre el arca, representaba la reverencia con la cual la hueste celestial mira la ley de Dios y su interés en el plan de la redención. –

EL GRAN ORIGINAL ESTÁ EN EL CIELO

Al apóstol Juan se le permitió contempla el santuario celestial, especialmente el lugar santísimo:

“Fue abierto el templo de Dios en el cielo, y fue vista en su templo el arca de su pacto”. Apocalipsis 11:19 (VM).

“El arca del pacto de Dios está en el lugar santísimo, en el segundo departamento del santuario. En el servicio del tabernáculo terrenal, que servía “de mera representación y sombra de las cosas celestiales”, este departamento solo se abría en el gran día de las expiaciones para la purificación del santuario. Por consiguiente, la proclamación de que el templo de Dios fue abierto en el cielo y fue vista el arca de su pacto, indica que el lugar santísimo del santuario celestial fue abierto en 1844, cuando Cristo entró en él para consumar la obra final de la expiación. Los que por fe siguieron a su gran Sumo Sacerdote cuando dio principio a su ministerio en el lugar santísimo, contemplaron el arca de su pacto. Habiendo estudiado el asunto del santuario, llegaron a entender el cambio que se había realizado en el ministerio del Salvador, y vieron que este estaba entonces oficiando como intercesor ante el arca de Dios, y ofrecía su sangre en favor de los pecadores. –

El arca fue diseñada para ser un símbolo de la presencia de Dios en medio de Su gente. En el lugar del propiciatorio el cual estaba entre los dos querubines también se le refería como el “asiento de gracia”. Una vez al año los sacerdotes entraban a la santa tienda (donde se encontraba el arca) y rociaban la sangre de un animal sacrificado para expiar o pedir perdón por los pecados del pueblo de Israel. El día de expiación del antiguo testamento pasa a ser anulado cuando Jesús se convirtió en el pacto directo entre Dios y la humanidad por medio de su sacrificio en la cruz por la cual nuestros pecados son perdonados.

El Arca del Pacto representaba la Presencia de Dios, el mismo Dios dijo: Y alli me declarare a ti, era algo sagrado y valioso que se trataba con un cuidado exquisito, porque alli hablaba Dios para su pueblo, solo imaginen como se veia esta arca donde no cualquiera entraba ante la Presencia de Dios.

En sus detalles todo el Tabernáculo habla de Cristo.

-La madera de Acacia: La humanidad de nuestro Señor.
-El oro: Su deidad.
-Los Diez Mandamientos y El Pentateuco: Describian a Jesus y la Ley de Dios en su corazon, su obediencia a la misma.
-El mana: Jesus Pan de Vida, aquel que nos alimenta, que nos sustenta.
-La vara de Aaron florecida: La resurreccion.
-El propiciatorio: Representaba que Jesus vendria a morir en la cruz y cubriria la Ley de Dios con su misericordia, permitiendonos llegar a Dios por medio de la fe, rompiendo el velo y permitiendonos acceder a la vida eterna por medio de su sacrificio.

Quien diria que este Arca representaria tanto? Es hermoso, si observamos el cuidado que El tuvo al crear su diseño, ahora podemos entender un poco mas, es que Dios formó todo como parte del Plan Divino para que hoy nosotros pudiéramos estar delante del arca, Su presencia.

A %d blogueros les gusta esto: