Reino Milenial

EL REINO MILENIAL DE CRISTO

 

Cuando Cristo vuelva a la tierra establecerá su Reino Milenial, el cual, será un reino literal sobre todo el planeta en donde Jesús será el Rey Soberano. El Reino de Cristo tendrá una duración de mil años.

El Reino Milenial es el título dado a los 1000 años del reinado de Jesucristo en la tierra. Algunos buscan interpretar los 1000 años de manera alegórica. Otros entienden que los 1000 años son solo una manera figurativa de decir “un largo período de tiempo”. El resultado es que algunos no esperan que sea literalmente un reinado físico de Jesucristo sobre la tierra. Sin embargo, en Apocalipsis 20:2-7, seis veces se menciona específicamente que el Reino Milenial tendrá una duración de 1000 años. Si Dios hubiera querido decirnos “un largo período de tiempo”, Él lo hubiera hecho fácilmente, sin mencionar explícita y repetidamente un marco exacto del tiempo.

Apocalipsis 20: 1-6   Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano. Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo.

Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección. Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.

La profecía en Apocalipsis habla sobre todos los tipos de plagas terribles y tribulaciones que caerán sobre la tierra en los últimos tiempos. La ira de Dios se derramará en abundancia sobre los servidores de Satanás en lo que conocemos como “la gran tribulación.” Este será el fin del desarrollo del pecado en la tierra. Mientras el pecado prevalecía, la tierra se volvía cada vez más corrompida y devastada.

Pero al final de todo esto Jesucristo regresará junto a los ejércitos del cielo y comenzará un tiempo glorioso y de sanación en la tierra. Este será el comienzo de la era de los mil años.

El reino de los mil años es un tiempo de paz y armonía en la tierra donde Jesús y los santos gobernarán con justicia. Será un tiempo en que todos los males serán limpiados de la tierra. En Isaías 65:20-25 podemos leer una descripción más completa de la paz y armonía que caracterizará este tiempo.

Toda la tierra será gobernada por Cristo, su esposa y los mártires. Su gobierno será justo y exactamente de acuerdo a las leyes de Dios. Será como Dios siempre quiso que fuera la tierra. Un oasis de paz, justicia y alegría. Una creación en completa armonía con su Creador.

Las personas vivirán mucho más tiempo de lo que viven ahora. (Isaías 65:20) Incluso los animales dejarán de matarse unos a otros por comida y todos empezarán a comer hierba y plantas. Isaías 65:25

Jesús y su iglesia, junto a los mártires muertos durante la gran tribulación gobernarán la tierra. Estos serán los siervos de mayor confianza de Dios. Jesús, que fue probado en todo pero sin pecado, tendrá autoridad absoluta sobre todo pecado e injusticia. Estará perfectamente unido a la voluntad de Dios.

El Reino Milenial debe ser entendido literalmente?”

 

La Biblia nos dice que cuando Cristo regrese a la tierra, Él mismo se establecerá como Rey en Jerusalén, sentándose en el trono de David (Lucas 1:32-33). Los pactos incondicionales demandan un retorno físico y literal de Cristo para establecer Su reino. El pacto Abrahámico prometió una tierra para Israel, una posteridad, un gobernante, y una bendición espiritual (Génesis 12:1-3) El pacto Palestino prometió a Israel una restauración de la tierra y su ocupación (Deuteronomio 30:1-10). El pacto Davídico prometió a Israel el medio por el cuala sería bendecida (Jeremías 31:31-34).

En la Segunda Venida, estos pactos serán cumplidos mientras se reúne a Israel de entre las naciones (Mateo 24:31), se convierte (Zacarías 12:10-14), y se restaura a su tierra bajo el gobierno del Mesías, Jesucristo. La Biblia habla sobre las condiciones durante el Milenio, como un ambiente perfecto tanto físico como espiritual. Será un tiempo de paz (Miqueas 5:2-4; Isaías 32:17-18); gozo (Isaías 61:7,10); confort (Isaías 40:1-2); sin pobreza (Amos 9:13-15), ni enfermedad (Joel 2:28-29). La Biblia también nos dice que solo los creyentes entrarán en el Reino Milenial. Por esto, habrá un tiempo de completa justicia (Mateo 25:37; Salmo 24:3-4); obediencia (Jeremías 31:33); santidad (Isaías 35:8); verdad (Isaías 65:16); y llenura del Espíritu Santo (Joel 2:28-29). Cristo regirá como Rey (Isaías 9:3-7; 11:1-10), con David como gobernante (Jeremías 33:15,17,21; Amos 9:11). Nobles príncipes también gobernarán (Isaías 32:1; Mateo 19:28). Jerusalén será el centro “político” del mundo (Zacarías 8:3).

Apocalipsis 20:2-7 simplemente da el período de tiempo preciso del Reino Milenial. Aún sin estas Escrituras, hay muchísimas otras que apuntan hacia un reinado literal del Mesías en la tierra. El cumplimiento de muchas de las promesas y pactos de Dios descansan sobre un reino futuro literal y físico. No existen bases sólidas para negar una interpretación literal del Reino Milenial y sus 1000 años de duración.

A %d blogueros les gusta esto: