Sin Límites

Hace unas noches atrás, tuve la oportunidad de ver esta película “Sin Limites”. Cuenta con un buen argumento, muestra la vida de un hombre fracasado, cuando en su intento de una solución a la crísis que estaba pasando, toma una pequeña pastilla, ofrecido por un amigo, aumentando toda su capacidad mental, que le da un potencial al 100% cuando normalmente todos solo utilizamos una miníma parte.  Sin embargo aunque todo mejoró, y fue el “salto de luz” a su vida, se convirtió en un super hombre que desarrollaba las habilidades fisicas y mentales de una forma increible; fue ahi donde empezó a sentir los efectos secundarios, perdiendo el control de sí mismo, con un ritmo muy acelerado, compulsivamente, a la velocidad que no le permitía dimensionar lo que su cuerpo estaba experimentando. Muy pronto llegó los síntomas de dependencia cuando al dejarlas sufría mayor entorpecimiento que al principio y un gran deterioro con el proceso rápido hacia la muerte.

En un simple paralelismo a la triste realidad que muchas veces podemos ver, hay tanta concordancia; porque es así como muchas personas caen en esta trampa, queriendo eludir los problemas, o estando en esa etapa donde se siente solo un ente sin propósito, con una suma de derrotas, la salida más fácil es engañarse a si mismo y refugiarse en medicamentos, antidepresivos, o buscar los más fuertes: las drogas(las que en muchos paises son ilegales). Esas sustancias que  hacen camuflallar toda la insatisfacción por momentos, e inclusive da sentimientos de que todo es mucho mejor, y se pierde la sensibilidad a la vida misma vagando en un mundo de superpoderes, empieza las secuelas del descontrol, la dependencia fisica y mental, hasta que finalmente cae tan profundamente y al detenerse puede ver que todo fue un espejismo, un salto al abismo, sus problemas no desaparecen, al contrario aumentan con las consecuencias.

La mejor decisión en ese momento, o mejor mucho antes de llegar a eso, es aceptar que si tenemos límites. Somos personas con fuerzas y capacidades limitadas, no vamos a poder correr a la velocidad de la luz, ni ser como una maquina brillante que sobrepasa todo entendimiento, es mejor vivir un dia a la vez, enfrentando de la mejor manera, con una buena actitud y pequeñas acciones que serán las piedritas para la montaña que un futuro vamos a ver con perseverancia. Todas las respuestas podemos encontrar en un Ser supremo, y el que sí todo lo puede,  no lo vemos pero por fe creemos y sabemos que El existe, no tiene limites, esta en todas partes y nada se puede comparar a su mente maestra que puede obrar imposibles, pues todo es su creación; somos su creación. Solo basta con rendir nuestras vidas en sus manos para ver que todo tiene solución y un propósito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: